Paradoja de Guerra y Paz

La paz suele pensarse como la ausencia de guerra o cese de agresiones. Sin embargo, hasta quienes hacen la guerra dicen buscar la paz. Incluso hay quienes dicen abiertamente, que si queremos la paz, tendremos que estar preparados para la guerra. Allí está la paradoja: ¿existe la paz? ¿es la guerra el precursor de la paz? ¿será la paz una ilusión de soñadores? ¿será la guerra el camino de los realistas?

Inicia Dentro

Bastante se ha dicho que la paz empieza por las personas, no por las sociedades; es una decisión individual que al alcanzar una masa crítica, un grupo suficiente puede llegar a romper los hábitos sociales de confrontación. Ciertamente, “una sola golondrina no llama el verano”, pero cuando muchas de ellas se juntan para cantar y volar en manada, es una seña inequívoca de que nos esperan días soleados.

Todo grupo humano se expone a conflictos en la medida en que pensamos distinto, actuamos distinto y valoramos en distinta medida los datos de nuestra realidad. Todo esto es muy importante cuando tenemos un nivel de conciencia bajo y el egoísmo burdo o soterrado se apodera de las mayorías. Buscamos intereses propios o nos convencemos de luchar por intereses de algunos personajes destacados, que “parecen” pensar como nosotros y perseguir aquello que queremos. Allí arranca la guerra, una manera específica de afrontar el conflicto, eliminando al oponente.

Distinto ocurre cuando elevamos el nivel de conciencia y nos percatamos de las distinciones que cada quién tiene, valoramos la diferencia y nos apalancamos en ella. El problema es que esto sólo ocurre de manera individual, acontece como experiencia personal de despertar a una conciencia superior y evolucionada. Reconocer al otro, valorar su opinión y buscar un acuerdo de comunión es una ruta distinta a la guerra para el afrontamiento del mismo conflicto.

Ningún grupo humano es inmune al conflicto. De acuerdo con la profundidad interior que alcanzan las personas y la manera como afrontamos los conflictos, construimos la convivencia, forjamos una cultura y recorremos el camino como sociedad.

Guerra y Paz

Existe la paz como una forma particular de relación en la que la superación de los conflictos personales y sociales se teje a través de la comunión con los demás. La guerra es una ruta que afronta el conflicto eliminando al otro. Y no se trata de ser soñadores y optimistas con la paz ni realistas y pesimistas con la guerra. Se trata de fundar la esperanza de seres humanos evolucionados, capaces de conquistar su libertad elevando su nivel de conciencia y abriéndose al encuentro con los demás. Buscar pequeñas sociedades de personas que vibran en la misma frecuencia para construir juntos senderos de comunión, reconocimiento, justicia y evolución.

¿Eres a agente de esperanza y tejedor de comunión?

Ever VegaParadoja de Guerra y Paz
Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *