¿Qué es Navidad?

Navidad significa nacimiento.

Es un término asociado directamente con la fe cristiana que señala el nacimiento de Cristo como el comienzo de una nueva historia o una era distinta para la humanidad.  Esto se ratifica en la fecha elegida para la celebración.

No hay evidencias históricas que asocien el nacimiento de Jesús con esta fecha, de hecho hay quienes se atreven a ubicarla entre abril y mayo para hacer que coincida con las condiciones climáticas narradas en la Biblia. Sin embargo, no pasan de ser más que conjeturas.  Esta época fascinó a la humanidad desde siempre y en distintas culturas, no por acontecimientos históricos, sino por el fenómeno natural del solsticio de invierno especialmente visible en el hemisferio norte.

El solsticio de invierno en el hemisferio norte marca el momento en que la oscuridad empieza a ser vencida por la luz.  Al menos esta es la explicación simbólica del fenómeno natural según el cuál los días empiezan a alargarse, mientras la noche se hace más corta.  Esto no es de fácil comprensión para quienes vivimos en zonas sin estaciones, donde la noche y el día suelen ser iguales.  No así en los países de estaciones, donde es fácil que a las 10 de la noche el sol aún brille en el firmamento.

Este fenómeno crea todo tipo de interpretaciones y funda gran cantidad de rituales espirituales.  En ellos la humanidad expresa su sentido de cambio, renacimiento, renovación y mudanza.  Sobretodo porque la luz y la oscuridad han sido siempre metáforas de la lucha entre el bien y el mal, lo adecuado y lo inadecuado, lo bueno y lo malo.

Celebraciones Antiguas

En América Latina, por ejemplo, mucho antes de la conquista e imposición cultural europea, varias culturas celebraban rituales especiales por estas fechas.  Los Aimara, de Bolivia, celebraban el retorno del sol.  En el imperio Inca celebraban la fiesta del sol. En general, marcaban un cambio en las cosechas y representaba la renovación o el reinicio de una época nueva.

¿Sería el nacimiento de Cristo en esta fecha? Probablemente no y no es fundamental para la fe o para la experiencia espiritual.  No se trata de un engaño.  Simplemente es una lectura de fe en la historia.  Los cristianos, que consideran a Cristo como la luz que ilumina al mundo, no dudaron en aplicar su nacimiento a este momento maravilloso en que la luz vence a la oscuridad. Llenaron de significado este momento y ofrecieron una forma nueva de celebrar la renovación y el nacimiento de la luz en medio de nosotros.

Sucede algo parecido con la interpretación que traen nuestras sociedades y culturas.  Ahora suele leerse como un momento de familia, encuentros, regalos y amor.  Incluso, el comercio y el consumismo la convierte en el tiempo de las compras, las deudas y los gastos.

Vive la Navidad

Evita pelear con las opciones de otros, crea tus opciones y dale sentido a tus vivencias.  Como quiera que lo veas, es un momento con un gran poder de influencia sobre la potencialidad de la humanidad y cada quién decide cómo invierte ese potencial.  Puedes hacer parte de la maquinaria de consumo que abarrota los centros comerciales… o puedes hacer tus rituales, de acuerdo con tus creencias y experiencia de fe, para celebrar que la luz gana la batalla en ti, en tu familia y en todos tus asuntos.

Tu decides qué celebrar, elige bien.  Y en esta navidad crea sentido, hazle espacio al renacimiento, la transformación y la luz en tu vida.  Feliz navidad.

Ever Vega¿Qué es Navidad?
Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *