¿Qué es Perdonar?

Conceptos Populares

Se ha extendido una interpretación según la cuál perdonar es una suerte de sacrificio que la víctima hace a favor del agresor o victimario. Perdonar sería como una tipo de indulto frente a la retaliación a la que tendría derecho de acuerdo con el viejo paradigma de “ojo por ojo, diente por diente”. Desde esta perspectiva, la víctima perdería dos veces. Ya perdió cuando fue agredida y ahora vuelve a ser vulnerada al “tener” que perdonar a su agresor.

Otra visión relaciona el perdón con el olvido. Es necesario olvidar para perdonar. Por esta razón, la sentencia popular llena de sarcasmo dice: “perdono pero no olvido”. Dejo claro que ni perdono ni olvido. Y esta actitud aseguraría, volviendo a la interpretación anterior, que ya perdí una vez y no perderé otra, perdonando.

Sin embargo, las dos visiones son igualmente falsas, erróneas y dolorosas. Perdonar no tiene el requisito de olvidar ni sugiere un sacrificio de derechos.

Otra Visión

Perdonar es un derecho que nadie puede quitarme y me invita a reescribir una historia distinta donde yo decido mis memorias. El requisito para ello es un nivel de conciencia que me permita dar una respuesta calificada a mi presente, sin engancharme con acontecimientos pasados, emociones caducas ni relaciones muertas.

Perdonar es una palabra compuesta PER-DON. Per es un sufijo de “acción completa y total” y Donar que significar dar, regalar, entregar. De manera que perdonar vendría a ser dar totalmente, regalar más, entregar todo. Sólo que el ser humano ¿qué puede dar totalmente? Si todo es recibido de la vida, si es un administrador de los bienes del mundo, ¿qué tiene para entregar plenamente? Hay algo, SI MISMO. En este nivel dar es darse. Perdonar es darse totalmente, entregarse más, donarse tod@.

Por ejemplo, cuando tu hijo te dice: “perdóname”… no puede estar diciendo “olvídame”, más bien es “DAME MÁS DE TI”… “tal vez cometí un error o me equivoqué, dame más, DÁTEME o dóname más de ti”. Como si dijera: ve más allá de tu ego, suelta tu interpretación y tus juicios y entrégate más; desde otro nivel tal vez te des cuenta cómo necesito de ti, cómo puedes darme más.

No renuncias al derecho de mostrar su falla, error o perjuicio. Ni renuncias a tu oportunidad, derecho, posibilidad de dar más, ir más allá, elevar tu nivel de conciencia y crecer. No intentas detener el tiempo y dramatizar las situaciones para exacerbar tu condición de víctima. Promueves tu respuesta hacia el desarrollo de una nueva realidad consecuente contigo, con quien eres y con tu misión de vida.

Ya escucho los reclamos de una justicia que parece retaliación. Déjame aclararlo. Puedes (tal vez debes) reclamar justicia y propender por lograrla, siempre que no caigas en el autocastigo, el drama y la venganza. Encuentra tu responsabilidad, perdónate. Es decir, date más, entrégate a ti misma o a ti mismo nuevas y plenas opciones de vivir tu vida en paz, amor y gozo. Haz lo necesario para obtener justicia y evita cerrarte a la vida presente pretendiendo resolver eventos pasados que ya no existen y no tienen ninguna solución posible.

Da Siempre Más

Jesús en el evangelio recomienda que “si alguien quiere quitarte la capa, entrégale también la túnica”… No se trata de consentir la injusticia y dejar que te pisoteen. Sólo se trata de dar siempre más: la capa es lo de encima, lo accesorio, lo que no es fundamental, no quedas desnudo o desnuda sin capa. Y la recomendación es dale más, entrégale también la túnica, entrégate profundamente, dale lo fundamental, aquello que realmente importa, entrégaTE.

Finalmente, ¿qué perdonar? ¿en qué eventos? Dirás que no es igual perdonar a un hijo cuando rompe una valiosa porcelana que a un extraño que roba, lastima y mata. Y es cierto, no es lo mismo; sobretodo porque exige niveles de conciencia más profundos y entregas más totales (si cabe la expresión).

El proceso es el mismo, tu decides si intentas quedarte apegad@ al dolor, la herida y la pérdida, reclamando justicia, castigo y venganza. O puedes optar por una respuesta que, sin ser fácil, te permite la construcción de tu vida presente en una cotidianidad que continúa fluida y inexorablemente, siempre adelante. Da siempre más, ve más allá, entrégaTE.

Ever Vega¿Qué es Perdonar?
Loading Facebook Comments ...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *